Buscar este blog

jueves, 9 de abril de 2020

Cantares by Joan Manuel Serrat


Desde su inicio, con guitarra y bajo, se puede sentir esa sensación armoniosa y perfecta de estar entrando a otra dimensión… se inicia un viaje al mismo tiempo que inicia la canción.

Cantares, del español Joan Manuel Serrat, abre el álbum “Dedicado a Antonio Machado, poeta”, producido en 1969, como el nombre de su álbum lo dice, Serrat homenajea al poeta exiliado, el también español, Antonio Machado Ruiz, tomando algunas estrofas de “Proverbios y cantares” del poemario de Castilla (1912), el maestro Serrat da forma a una de las canciones más icónicas del habla hispana.

¿Una canción de protesta? Una canción que expresaba el sentir de aquellos que sufrieron la opresión y el exilio durante el régimen franquista, como lo vivió el mismo Antonio Machaco, quien murió en Colliure, Francia y por eso Serrat añade “murió el poeta lejos del hogar, le cubre el polvo de un país vecino”.

Leyendo por ahí, me encontré con una reseña de Cantares que empezaba así:

todos los hispanohablantes leyendo esto ya deben estar enterados que Cantares es una obra maestra”.

Casi como una orden, pues que más, somos hispanohablantes y con orgullo deberíamos de conocer las joyas musicales que tenemos. No lo pudo haber empezado de otra manera, Cantares fue protesta en su tiempo, quizá no intencionada, pero quienes la escuchamos nos apoderamos y adueñamos de ella.

50 años después, Serrat nos sigue hipnotizando cuando canta con su medida delicadeza y Cantares sigue siendo un símbolo que marcó una época y se quedó para siempre, un tesoro musical, una pieza del orgullo hispano, siendo en la actualidad usada como recurso didáctico valioso en el estudio de las asignaturas de Ciencias Sociales, Educación Musical, Lengua y Literatura, y como textos para la enseñanza del español como lengua extranjera.

En cuanto a la estructura musical de Cantares, se dijo:

El espacio sugerido por la baja densidad de arreglos en la primera mitad del tema completa la escena, a la cual uno se acostumbra rápidamente, pero en el minuto 1:20, con la señal de la dulce línea de corno francés, ocurre una transformación casi imperceptible que dirige la canción a un lugar mucho más sublime, el que es alcanzado unos veinte segundos después. Este control de la organización instrumental es fascinante. El color y la redondez del tono, los bronces ¡es fascinante!. El manejo de Serrat de su propio vibrato es fascinante. La desquiciada percusión, la cual uno podría pensar que no encajaría, hace cobrar al tema un aura de euforia, como si algo gigante pudiera despertar del más mínimo indicio de vida”.

El reseñista entonces hace su cierre, solo puedo decir que he quedado enamorada de la sencillez y exactitud de su descripción sobre las sensaciones que produce escuchar Cantares:

Es difícil creer que hace todo en unos meros tres minutos: se siente como un viaje de ida y vuelta a la cima del Everest tomándose todo el tiempo del mundo para apreciar cada paisaje. Es un instante que se siente expandido en siglos de pequeñas hazañas aún sin reconocimiento como tales. Golpe a golpe. Verso a verso. Golpe a golpe. Verso a verso”.

Cantares, la canción del caminante que hace camino al andar.
Todos somos caminantes en este mundo, espero que disfrutes de esta obra de arte del legado hispano,

Gracias; Machado.
Gracias; Serrat.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Grande

Grande cuando cantas y haces esa magia que perdura para siempre, brincando de mente en mente, resonando bajo los mas hermosos atardeceres qu...